UN ARTE (medio) PERDIDO

Hubo una época en que los deslizamientos (slips) eran cosa de cada aterrizaje. Sin flaps, no había otro modo de hacer más pronunciado el descenso de un avión sin aumentar su velocidad. Hoy en día los slips intencionales son casi un anacronismo y su práctica un arte medio perdido. Pero es una maniobra que todavía puede salvar vidas, como lo demostró el piloto de un Boeing 767 de Air Canada que se quedó sin combustible a 41000 pies de altitud, desde donde planeó 60 millas hasta una pista abandonada (en la provincia de Manitoba) a la que llegó enfilado con excesiva altura, por lo que hizo lo único posible para no "tragarse" la pista: bajar un ala y aplicar pedal contrario, tal como lo había hecho cientos de veces en su viejo Piper Cub.

El slip (side- o forward-, es lo mismo, sólo varía la perspectiva) es una maniobra segura en la que el banqueo es excesivo para la relación de viraje (la bola del indicador y los ocupantes se van hacia el ala de adentro). Un derrape (skid) por el contrario, es una maniobra peligrosa, resultado de aplicar excesivo pedal (la bola y los ocupantes se van hacia el ala de afuera) que puede conducir a una barrena.

La técnica del slip es sencilla: bajar el ala y aplicar el pedal contrario lo necesario para mantener el rumbo. Cuanto más se baje el ala sin que el avión vire, más pronunciado el descenso, porque mayor es la resistencia al avance. El límite es el pedal: cuando llega al fondo ya no puede bajarse más el ala sin evitar el viraje... excepto que se aumente la velocidad, lo que hace el timón más efectivo.

Un slip debe hacerse manteniendo la actitud y no guiándose por el indicador de velocidad, que da lecturas erróneas porque el pitot recibe menos viento relativo de frente y (en algunos casos) la toma de presión estática más.

Dos advertencias importantes: 1) En algunos aviones hacer slips con poco combustible puede llevar a un paro de motor si la toma del tanque en uso se queda seca. 2) Los manuales de algunos aviones (Cessna 172, por ejemplo) prohiben slips con flaps.

Dominar el slip requiere práctica, pero practicar slips es divertido y un día, aunque no volemos un Boeing 757, un slip podría ser vital.

 

TRIVIA

 

La fuerza de sustentación que actúa sobre un avión que desciende con potencia a velocidad constante es:

a) Mayor que el peso del avión b) Igual al peso del avión

c) Menor que el peso del avión d) No puede determinarse

 

 

 

 

 

En vuelo a velocidad constante el empuje es igual a la resistencia al avance y la sustentación igual al peso; no importa si el avión asciende, desciende o está nivelado. La respuesta por tanto es b. Si el peso fuera mayor que la sustentación, el avión descendería cada vez más rápido. Si fuera menor, ascendería acelerando.