¿SUFRE HIPOXIA UN AVION?

 

Todos sabemos que un motor pierde potencia con la altitud, pero generalmente tenemos una noción vaga de lo que realmente sucede. Consideremos un pequeño avión con hélice de paso fijo que a diez mil pies de altitud, con el aceleredor a fondo, da menos revoluciones que a nivel del mar: ¿si el aire es menos denso y presenta menos resistencia a la hélice, porqué disminuyen las revoluciones? ¿al perder potencia con el acelerador a fondo, se desperdicia combustible?

La razón principal por la cual el motor produce menos potencia es que consume menos combustible. Para operar eficientemente, independientemente de la altitud, el motor necesita del oxígeno contenido en trece libras de aire por cada libra de combustible. A altitud, aunque un cilindro aspira el mismo volumen de aire que a nivel del mar, el aire pesa menos y el flujo de gasolina debe disminuirse para matener la relación de trece a uno (mezcla pobre, decimos, cuando en realidad es mezcla exacta).

No hay pérdida alguna de combustible por ello, pero sí por fricción interna, la cual se conserva constante y es proporcionalmente más importante cuanto menor es la potencia. Esto es lo que hace que las revoluciones disminuyan con la altitud. Si pudieramos llevar el avión a 50,000 pies, veríamos que la fricción interna del motor sería casi igual a la potencia producida y podríamos detener la hélice con la mano.

Curiosamente el motor se comporta a altitud de modo similar al organismo humano y le sirven los mismos remedios: oxígeno suplementario en el manifold de admisión (lo cual no es práctico) o presurización (con turbocargadores).

Por desgracia, la hipoxia del avión es más fácil de reconocer y aceptar que la nuestra.

 

TRIVIA

 

El VOR A está ubicado exactamente a 25 millas al sur del VOR B y el viento es de los trescientos sesenta grados. Un avión vuela, con potencia y altitud constantes, de A a B y al llegar a B suelta un globo y continúa volando con el mismo rumbo que llevaba. Al cabo de quince minutos hace un viraje de ciento ochenta grados, cruza sobre el VOR B y llega al VOR A al mismo tiempo que el globo. Suponiendo que no se requiriera tiempo para virar ¿cuál es la velocidad del viento?

 

 

 

 

 

Dado que el globo y el avión se mueven en la misma masa de aire y el avión se alejó del globo durante quince minutos debió tomarle también quince regresar a él. El avión, por lo tanto, llegó al VOR A treinta minutos después de soltado el globo, mismo tiempo que le tomó al globo viajar las veinticinco millas del VOR B al VOR A llevado por el viento. Veinticinco millas en treinta minutos es igual a cincuenta millas por hora, que es la velocidad del viento.