ALCE LA COLA

ES común que a quien ocasionalmente observa un avión le parezca que las alas grandes cargan su parte ancha y las chiquitas la angosta, lo cual suena lógico pero es falso. Sabemos que el objeto del plano horizontal en la cola no es mantenerla arriba sino abajo. De hecho, es un plano con un ángulo de ataque negativo que no resulta obvio a la vista porque actúa en el flujo descendente que producen las alas.

A su vez, el ángulo de ataque negativo de la cola determina el ángulo de ataque positivo de las alas y por lo tanto hay una relación directa entre la posición del bastón y el ángulo de ataque de un avión. El ángulo de ataque de un avión, por su parte, está inversamente relacionado con su velocidad. A menor ángulo de ataque mayor velocidad y viceversa.

Lo que hace el trim del timón de profundidad es mantener constante el ángulo de ataque, y por lo tanto la velocidad. Por esta razón, si en un vuelo nivelado aumentamos, reducimos o quitamos la potencia, el avión asciende o desciende a la misma velocidad que llevaba nivelado. Si en un avión perfecto pudieramos marcar cada posición del bastón y compararla con la lectura del velocímetro, veríamos que corresponden exactamente... en vuelo recto.

En vuelo curvo el avión aumenta su carga con la fuerza centrífuga y requiere sustentación adicional, por lo que para mantener la velocidad necesita mayor ángulo de ataque, o para mantener el ángulo de ataque necesita mayor velocidad. Por esta razón, a menos que el piloto lo evite, un avión baja la nariz al virar tratando de aumentar su velocidad (ya que tiene fijo por el trim el ángulo de ataque).

Un avión en vuelo curvo puede desplomarse y entrar en barrena a cualquier velocidad (depende de lo pronunciado del banqueo) pero siempre como consecuencia de un excesivo ángulo de ataque, por lo que sólo existe un método para recobrar: disminuir el ángulo de ataque, o lo que es lo mismo, alzar la cola.

 

TRIVIA

Un avión monomotor, cargado a su máxima capacidad y con un pasajero a bordo, se encuentra sobre el mar a 10,000 pies y sufre un paro de motor. El piloto inicia un planeo normal hacia la costa a 78 nudos y calcula con precisión que, en función de la razón de planeo del avión, llegará exactamente a la playa.

Al alcanzar 5,000 pies, el pasajero, nervioso, empieza a tirar por la ventanilla la carga, mientras el piloto, concentrado, mantiene exactamente los 78 nudos de velocidad. El avión:

 

a) llegará exactamente a la playa. b) llegará más allá de la playa.

c) no llegará a la playa. d) no puede determinarse.

 

 

 

 

Para mantener la misma razón de planeo, digamos 8.5:1, la velocidad debe reducirse si se reduce el peso del avión y aumentarse si se aumenta. Dado que el piloto mantuvo constante la velocidad, C es la respuesta correcta, pues caerá antes de alcanzar la playa.